Silcomask: diseño industrial en un contexto sanitario y tecnológico

En el contexto sanitario actual, el diseño industrial permite aportar soluciones en proyectos de bienestar y salud, donde la innovación toma especial relevancia.

 

En este marco, el diseño de producto ha permitido desarrollar soluciones en muchos sectores. Por ejemplo, se ha facilitado en gran medida el teletrabajo para personas que habitualmente acuden a sus oficinas y carecen de un espacio en casa, o bien se han adaptado los espacios de trabajo. También aporta soluciones al ocio seguro, a través de filtros de aire para todo tipo de espacios, permitiendo la vuelta a la normalidad y cotidianidad para las personas.


En Trem, hemos tenido la oportunidad de colaborar en este marco contextual de la mano de nuestro cliente y fabricante Silcotech, desarrollando una mascarilla con un sistema innovador de separación de flujos que cambia el panorama y propone una opción duradera, transparente, higiénica, ergonómica y segura. Con este proyecto se ha dado una solución profesional a las principales necesidades que no atienden otras mascarillas del mercado.


El objetivo principal de este proyecto es el de desarrollar una mascarilla transparente hecha en silicona, para posibilitar ver el rostro del interlocutor durante la conversación e interacción entre personas, y evitar otras incomodidades que surgen de las mascarillas convencionales, como el empañamiento de las gafas. De este briefing nace Silcomask, un nuevo concepto de mascarilla para el ámbito profesional que, a pesar de presentar un gran desafío tecnológico en su desarrollo con una gran dificultad ergonómica a resolver, revoluciona su sector a través de soluciones innovadoras.


Mascarilla innovadora de silicona prototipado trem
Prototipo Silcomask: una mascarilla innovadora con separación de flujos
 

Tecnología: sistema de flujos de respiración


Recordando el punto de partida de este proyecto, se establece la gran premisa del diseño dada por nuestro cliente y fabricante Silcotech: la mascarilla va a ser fabricada en silicona. Entre las propiedades que aporta este material son de interés para este proyecto su inocuidad, siendo ideal para colocarse sobre la piel, y también su transparencia, permitiendo así trabajar en el punto de favorecer la visión del locutor.


Sin embargo, una de las primeras observaciones del estudio ha sido la reacción de este material al exponerse a los vapores expulsados por la boca, observando una tendencia a empañarse. Tras estudiar detenidamente estos efectos, con el objetivo de reducir significativamente el potencial empañamiento de la silicona, se optó por separar el flujo de inspiración nasal y espiración bucal.

Mascarilla Silcomask separación de flujos de respiración diseño
Sistema de separación de flujos de respiración

Ambos flujos concluyen en un único filtro por cada lado que se divide a la mitad para filtrar tanto el aire inspirado como el expulsado. La inspiración nasal sucede a través de tubos insertables que abren las fosas nasales facilitando la respiración. Esta solución al diseño es alcanzada tras una fase de investigación que toma referencia de los conocidos dispositivos antirronquidos, unos pequeños tapones que se insertan en la nariz abriendo las fosas nasales.


Una de las ventajas fundamentales del sistema es evitar la respiración del propio CO2 desprendido, lo cual favorece la posibilidad de realizar deporte u otras actividades con menos fatiga. Otra ventaja es la desaparición del vaho en usuario con gafas, lo cual resulta especialmente molesto en ambientes profesionales. Todo esto se realiza con la seguridad de que todo el aire inspirado ha pasado obligatoriamente por el filtro.

 

Ergonomía: una solución innovadora


En la fase de análisis e investigación de este proyecto surgen las primeras cuestiones que definirán el desarrollo del producto. La ergonomía ha sido uno de los elementos clave. Conseguir un diseño que se acople al mayor número de personas, excluyendo únicamente los percentiles más extremos, es un reto mayúsculo. Los movimientos maxilofaciales implicados en el habla convierten al espacio de soporte en algo dinámico.


La solución converge en emplear la zona supralabial y la barbilla como elementos pivotantes, de forma que se crea un volumen que permite el movimiento bucal a la vez que proporciona un agarre firme. Es decir, se ha creado un fuelle en la barbilla que tiene cierta libertad al movimiento del habla, y otra zona de apoyo encima del labio que se acopla fácilmente a los distintos rostros gracias a las características moldeables de la silicona.


Sistema de acople mascarilla modelado

La sujeción superior utiliza el conducto superior y los tubos insertables para proporcionar un punto fijo. El apoyo en la barbilla se realiza mediante un fuelle que se adapta a cualquier fisionomía manteniendo una buena estanqueidad. Por último, las cintas elásticas tienen dos posiciones diferentes, pudiendo utilizarse a la vez dos cintas para lograr la máxima sujeción.


 

Fabricación: un desafío técnico


Se parte de la premisa de emplear la silicona como material. Nuestro cliente y fabricante Silcotech lidera este sector realizando piezas de alta calidad y precisión. La silicona es un material inocuo, elástico y ligero con el potencial de adaptarse a la forma de la cara como una segunda piel. Otra ventaja clave de la silicona es el aspecto higiénico, se limpia con facilidad y puede esterilizarse utilizando un microondas. Por tanto, nos sentimos cómodos trabajando en este proyecto con la silicona como material concreto, porque se adapta a la perfección a los requerimientos de diseño que tiene el producto.


El reto es cómo conseguir que el producto esté compuesto de una única pieza que salga del mismo molde. Utilizando las propiedades de contracción del material, las variaciones en dureza y elasticidad que se propician con cambios de espesores es posible diseñar piezas complejas, que gracias a la experiencia y conocimiento de SILCOTECH pudieron fabricarse en un único molde, de gran complejidad, para lograr el objetivo.


Se realizaron numerosos prototipos impresos en 3D, tanto en PLA rígido como en materiales flexibles para verificar el diseño antes de la fabricación del molde del que se obtuvo el primer prototipo en silicona.

 

Embarcarse en el diseño y desarrollo de una mascarilla diseñada en silicona ha sido un reto nuevo para el estudio, que ha desembocado en mucho aprendizaje y un resultado exitoso.


Este tipo de proyectos, con un gran carácter de innovación son siempre un estímulo para los diseñadores. Estamos deseando que nos cuentes tu idea para poder llevarla a cabo.



Entradas Recientes

Ver todo